El poder de convicción de un niño es impresionante. La entrañable historia que hoy os traemos es de una niña llamada Katie escribió una carta a la empresa de su padre (Google) pidiendo que le dieran un miércoles libre de vacaciones. Aquí tenéis la carta en la que hemos añadido una traducción libre.

google_letter

Fuera por lo tierno de la misiva, por su estilo infantil o por los esforzados trazos de alguien que aún no sabe escribir muy bien, lo cierto es que Google contestó a la audaz Katie hace pocos días con la siguiente carta:

google_letter_back

Así que ya sabes. Si quieres vacaciones dile a tu hijo que las pida, que seguramente tenga más éxito que tú.

Vía: Business Insider


¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario