Yo aprendí a esquiar solo. Sin nadie que me enseñara. El resultado es que consigo bajar la ladera sin caerme, pero mi estilo es bastante lamentable. Nada comparable a lo que hoy os traigo. Cody Townsend ha bajado por una garganta de las Montañas Tordrillo (Alaska, EEUU). Un camino muy estrecho en el que cualquier error te hace chocar contra una de sus paredes.


 
Semejante locura le ha permitido ganar tres premios en los Powder Awards de 2014. “mejor descenso”, “mejor actuación masculina” y “a toda potencia”.

Impresionante, ¿Verdad?


¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario