Publicidad
-->
Curiosidades
19 septiembre 2014

Las 19 cosas más terroríficas dichas por niños pequeños

compartir en
de Eladio - 7 Comentarios
Las 19 cosas más terroríficas dichas por niños pequeños

Los niños son de lo más bonito que hay en el mundo. Pero su honestidad e imaginación pueden ser también aterradoras en determinadas circunstancias. Bien lo saben los guionistas de películas de miedo en donde nos ponen niños malvados para hacernos pasar un mal rato.

scary kid niño miedo MEM

Hoy os traemos una recopilación que han hecho varios usuarios de Reddit sobre las cosas más terroríficas que han escuchado a un niño pequeño.

  1. Hace unos años estaba acostando a la hija de un amigo (3 años). Ella no quería dormirse y preguntó por qué tenía que irse a la cama. Le dije “Porque es tarde y es la hora de que las niñas pequeñas se vayan a dormir”. Entonces ella señaló a un punto vacío de la habitación y dijo “¿Y qué pasa entonces con esa niña pequeña?
  2. Hace dos años estaba mirando mi libro de fotos del colegio con mi prima de 5 años. En cierto momento ella señaló la foto de un niño y dijo “Mira, es igual que Nicolás”. Cuando le pregunté quién era Nicolás me dijo “El niño de mi armario” y siguió mirando las fotos. Casi me muero.
  3. Mi sobrina (4 años) habla de una supuesta hermana mayor constantemente. También le habla a ella. Es aún muy pequeña y no tiene ni idea de que antes de que ella naciera su madre estuvo embarazada y perdió al bebé antes del parto.
  4. Estaba yendo al baño del segundo piso en casa de mi tía cuando me encontré con mi prima, April, sentada en las escaleras. Tenía 4 años y estaba muy animada, haciendo muecas raras. Le pregunté lo que estaba haciendo y me dijo “Estoy imitando a la mujer de las trenzas”. Miré a mi alrededor pero allí no había nadie más. “¿Dónde está esa mujer, April?”. Ella señaló una viga del techo. “¿Qué está haciendo esa mujer?”. Me dijo “Está poniendo caras graciosas“. Empecé a subir de nuevo las escaleras cuando April dijo algo que me hizo detenerme: “Sus trenzas están alrededor de su cuello“. Me di la vuelta y le pedí que lo repitiera. Ella señaló y dijo “la mujer esta colgando de sus trenzas… Y está poniendo caras graciosas”- Entonces me di cuenta que estaba poniendo la cara de alguien que se estuviera asfixiando.
  5. Estuve cuidando a un niño de 5 años que una vez me dijo que un hombre llamado Jacob, vestido de leñador, estaba sentado junto a mí en el sofá. Debió notar mi cara de espanto porque me dijo “no te preocupes, no tiene brazos“.
  6. Mi sobrino pequeño solía hablar de una mujer que lo visitaba por las noches en su cuarto. Decía que llevaba un vestido rojo y se llamaba Frannie. Le cantaba y flotaba.
  7. Una vez cuidé a un niño de 4 años mientras sus padres iban al cine. Lo acosté en su cuarto y estuve viendo la tele hasta que volvieron los padres. Al día siguiente me llamaron los padres. Según el niño, yo había estado todo el rato en la puerta de su cuarto. Callado, observándolo y sonriendo. Me quedé tan confuso que no supe qué decirles.
  8. Una amiga y yo estábamos cuidando a su primo de 4 años una noche. Mi amiga creía de verdad en la reencarnación y decidimos probar sus teorías con su primo. Tras preguntarle cosas que no entendía le dijo “¿Qué eras antes de ser Peter?” Él respondió que era conductor y movió sus brazos con los mismos gestos que usan los conductores. El problema es que este niño pequeño había nacido ciego.
  9. Hace unos años estaba cuidando a la hija de unos amigos por la noche. Ellos vivían en un apartamento con una ventana que daba a un patio grande. Ella se acercó a la ventana y se quedó quieta varios minutos, mirando al patio. Poco después vino corriendo a mis brazos diciendo “da miedo, mucho miedo“. Ella no quería soltarse y me pidió que la sujetara y la acunara durante media hora. De repente empezó a repetir una y otra vez “la oscuridad está entrando ahora, la oscuridad está entrando ahora…”
  10. Tras arropar a un sobrino en la cama me dijo: “¿Sabes? Yo nunca maté a nadie. Ellos no tenían que haberme quitado el brazo. Pero el suelo estaba tan lleno de sangre.
  11. Estaba abrazando al hijo de un amigo (3 años) y me dijo, completamente serio, “Te prometo que nunca masticaré tus huesos. Lo prometo.
  12. Mi novio murió por culpa de una bala perdida hace pocos meses. Pocos días después fui a visitar a su primo pequeño. Él se acercó y me preguntó por qué estaba llorando. Le dije que echaba de menos a mi novio. Él puso cara de confusión y me dijo “¿por qué? Está ahí sentado en el porche“.
  13. Una vez estuve cuidando a una niña llamada Sarah, a la que le encantaba que la cuidara. Sus padres siempre me llamaban a mí antes que a otras niñeras. Pero Sarah un día dio un paso más y me dijo “cuando te mueras quiero meterte en un jarro de cristal para poder tenerte y mirarte para siempre“.
  14. Una noche estaba cuidando a mi primo pequeño en Montana y empezó a hablarme del “hombre babosa” que vivía en la habitación de sus padres. Le pregunté qué aspecto tenía y me dijo “Oh, él no tiene cara“.
  15. Una noche estaba cuidando a los niños de unos amigos. El mayor de ellos (5 años) hizo un dibujo de una mujer colgando del techo, me miró y me dijo “ella me dijo que dibujara esto. Viene a por ti. Escóndete“.
  16. Estaba cuidando a la niña de mi vecino (3 años). Ella me miró y me preguntó: “¿Cuándo va a salir el bebé de tu barriga?” Ni siquiera yo sabía que ya estaba embarazada.
  17. En la guardería donde trabajo estaba observando a una niña que jugaba con un muñeco de bebé. Lo vestía, lo ponía en la cama, etc. En cierto momento puso al bebé en el horno de juguete. Le pregunté qué estaba haciendo y me dijo “Voy a meterle fuego al bebé“.
  18. Una vez le pregunté a mi sobrino qué estaba dibujando. Me respondió “Una máquina de fabricar esqueletos“. Un vistazo sobre su hombro reveló que estaba dibujando una máquina que arrancaba la piel. Con sus tuberías para canalizar la sangre y todo. Escalofriante…
  19. Un niño que estaba cuidando me despertó en mitad de la noche gritando que había algo debajo de su cama. Tras comprobar que no había nada le dije “vuelve a la cama, no hay nada ahí debajo”. Él me dijo “él está ahora detrás de ti“.

Dan bastante miedito…

Vía: stumbleupon | Imagen: matchstick


¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario

Eladio

Emprendedor, profesor, redactor y algo friki. Fan de la lectura, las cervecitas y vivir la vida sin ser espectador de la misma. Con orejas bien abiertas, que de todo el mundo se puede aprender algo

180 artículos | 517 comentarios http://laifr.com

This is the sidebar content, HTML is allowed.

Otros lectores han dejado estos

Comentarios

7 Comentarios

  1. Laifr dice:

    @Antoni muchas dan miedo

  2. no dan miedo algunas las lei en otros lados con distintas palabras, pero unas pocas te dejarian con algo de miedo. osea si un niño te dice hay alguien debajo de la cama revisas y no hay nadie y dice ahora esta detras de ti por un instante debe dar miedo hasta q volteas. la espalda es el lugar mas vulnerable nuestro punto ciego.

  3. Artemis Fowl dice:

    El que mas me dio miedo fue el de la niña que vio la mujer con trenzas alrededor del cuello!!

  4. mmmm,un poco dan miedo pero es cuando tu lo crees

  5. Los niños pequeños son muy dados a fantasear. Por supuesto, los espíritus, fantasmas, monstruos y demás, sólo están en la imaginación. Pero, para los niños esto es algo serio y aterrador. Es deber de los adultos orientarlos y enseñarles a pensar objetivamente. Si el caso es muy difícil hay que recurrir al psicólogo sin duda. Hace muchos años, en mi niñez, había unos niños vecinos que iban conmigo a la escuela primaria y ellos aseguraban que veían a un demonio o duende al que llamaban Raquel. En algunas ocasiones los compañeritos y yo pudimos observarlos hablando con un personaje imaginario, riéndose o llorando a veces. Sin duda un caso de hebefrenia que se presenta en la infancia y juventud y es una de las formas más insidiosas y crueles de la esquizofrenia. ¡Saludos!
    NOTA: Por supuesto que no todas estas experiencias son debidas a enfermedades mentales. Puede ser simple neurosis o una manera de llamar la atención de sus mayores al sentirse relegados, incomprendidos o incluso abandonados, de todas formas esos niños necesitan de toda nuestra atención, recordemos el caso de las niñas estadounidenses (12 años de edad) que apuñalaron a una compañerita de su misma edad y grado, según ellas por órdenes del "slenderman".