Con motivo del lanzamiento de Windows 8, en Microsoft han cambiado el famoso colorido logotipo de Windows por uno más simple y estilizado, que además elude también a la nueva interfaz Metro de Microsoft, que sin duda es de lo mejor que ha salido de sus oficinas en los últimos años.

La evolución de los logos de Windows muestra que en realidad este logo es una vuelta al primer logo de Windows 1.0.

Para los gustos están los colores. A mi me gusta este nuevo logo más que el anterior, pero probablemente no lloverá al gusto de muchos otros.

Vía: Microsoft.


¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario