La tendencia de convertir todo lo que nos rodea en “inteligente” no parece tener fin. Si ya os hemos hablado de los electrodomésticos inteligentes, hoy os traemos la última novedad que se presentará la semana que viene en la feria CES 2014 de Las Vegas.

Audi

Según el WSJ, Audi y Google anunciarán un acuerdo para integrar Android en los vehículos del fabricante germano. Las ventajas a corto plazo de esta tecnología van orientadas a los sistemas de apoyo a la conducción (navegadores GPS, incidencias de tráfico, radares, llamadas en manos libres…) y de ocio (música, radio FM, consultas webs…). Android incluye su propio sistema de reconocimiento de voz, Google Now, que nos permitirá comunicarnos con el coche como lo hacía el mismísimo Michael Knight.

Algunos pensaréis que ya estáis haciendo todo esto con vuestro smartphone sin necesidad de ningún tipo de integración con el coche (más allá del Bluetooth para el manos libres). Incluso ya hay marcas como Parrot que venden autorradios con Android desde hace un par de años.

Lo relevante de esta noticia es que el sistema operativo esté integrado y “se comunique” con el coche. Esto abre un mundo de opciones hasta ahora sólo imaginadas. El coche podría darnos directamente información relevante de su funcionamiento (diagnosis de fallos, consumo de combustible…) y nosotros podríamos hablarle para darle órdenes concretas. Parece, por tanto, que la industria automovilística será el próximo campo de batalla de Apple y Google para convertirse en el siguiente estándar de este mercado. Apple presentó en junio su propio sistema, iOS in the Car, y ya ha alcanzado acuerdos con BMW, Mercedes, General Motor y Honda para introducirlo.

El siguiente paso será desarrollar coches que conduzcan de forma autónoma sin intervención humana. Y según parece, no habrá que esperar mucho para verlos. Nissan ya ha hecho pruebas reales en autopista y dice que los vehículos estarán listos en 2020. Por su parte Volvo va a hacer pruebas urbanas este mismo año. Y, aunque no sabemos con exactitud cuándo llegarán al gran público, sí sospechamos que llegarán sin limpiaparabrisas.

Cuando esto se consiga, conducir consistirá en decirle al coche el destino y sentarnos a leer nuestros blogs favoritos durante el trayecto ;). ¿Creéis que son expectativas realistas? ¿Os imagináis que en pocos años conduzcamos los coches como Will Smith en Yo, Robot?

Vía: Wall Street Journal | Imagen: Intomobile


¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario