Realmente impresionantes estas fotografías de alta exposición de Aviones aterrizando, despegando o directamente volando por la noche.

Estas fotografías se consiguen dejando la cámara sobre el trípode, con el diafragma casi cerrado pero el obturador abierto durante varios minutos. El resultado, es éste que podemos ver aquí, realmente impresionante y espectacular.

Algunas de estas tomas tienen más de cinco minutos de exposición pero es posible hacer algo similar con cámaras que puedan aguantar al menos 30 segundos de exposición y tengan un modo manual para poder definir un foco al infinito (ya que en noche cerrada no hay nada que enfocar frente a la cámara) y un valor ISO bajo que permita conseguir imágenes sin mucho ruido.

Puedes ver más fotografías como éstas en Buzzfeed, o en este Set de Flickr.


¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario