Si hace poco veíamos un vídeo de la BBC en el que el presentador, sencillamente, no estaba, ahora vemos todo lo contrario: algo que sobra.

Al menos limpió bien la cámara.


¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario