Las impresoras 3D han mejorado mucho en los últimos años, bajando de precio e incrementando sus prestaciones al mismo tiempo, pero probablemente nunca has pensado que es posible construir un edificio entero con una de estas impresoras, eso sí, modificada para poder inyectar su plástico derretido a una escala tan grande. No te creas que el edificio es feo, débil o pequeño; en absoluto. El resultado final puede ser realmente impresionante, y si no te lo dicen, nunca sabrías que ese edificio en el que estás se ha impreso. Dale al Play y compruébalo por ti mismo – esta casa, se imprimió en 24 horas, que son muchas, pero es también mucho menos tiempo del que hubiera costado construir esto por cualquier otro medio.

En este otro vídeo podemos ver cómo imprime una cúpula de 3,6 metros en unas 14 horas.


¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario